Archive for the 'Política' Category

23
Oct
07

Parecidos Razonables

Comparen éstos diseños gráficos:

publicos.jpg

Y si no lo captan, vean los títulos de la página web:

 publicos2.jpg

 

Y no es porque el Público portugués sea precisamente poco importante. De hecho es el periódico “serio” de mayor tirada de Portugal.

Lo peor de todo es que podría haber pasado completamente inadvertido, dado que en Madrid es prácticamente imposible encontrar prensa portuguesa.

Naturalmente, como soy un friki del averno, me di cuenta el primer día del parecido. De hecho, el “Público” portugués es el que leo cuándo visito la tierra de Pessoa y el bacalao.

Seguiremos informando.

Anuncios
16
Oct
07

Hablar de otra cosa

El año 2003 se celebraron elecciones al parlamento provincial de Quebec (aquí lo llamaríamos parlamento autonómico, allí lo llaman “Assemblée Nationale” y nadie se rasga demasiado las vestiduras). El Parti Québécois, que llevaba gobernando ininterrumpidamente casi diez años, basó su campaña en la insistencia de la necesidad de un gobierno nacionalista para avanzar hacia la independencia. El primer ministro, Bernard Landry, llegó a soltar el órdago de que su objetivo de campaña fuese que para la Cumbre de las Américas de 2008 Quebec ya estuviese representada. El Partido Liberal, la oposición, prefirió centrar su campaña en el deplorable estado de la sanidad pública quebequense y en ofrecer a los padres guarderías a 5 dólares canadienses (3 euros) la hora. El Partido Liberal ganó las elecciones. El PQ no supo reaccionar, y hoy es el tercer partido de Quebec.

 

Si eres un partido nacionalista, lo mejor que te puede pasar es que se hable de nacionalismo, porque es lo que mejor se te da. Es lo que están intentando en España, con mayor o menor éxito, el Partido Bigotista y el Partido Nacionalista Vasco.

 

Todo ésto viene por la insistencia del lehendakari Ibarretxe en convocar un referendum de autodeterminación. Cualquier persona que tenga un mínimo conocimiento de política vasca sabe que, aquí y ahora, en un referéndum de autodeterminación (ergo, de independencia, porque qué más autonomía puede transferirse al País Vasco) que haga una pregunta con una mínima claridad, gana el “no”. Puede que el “sí” gane en Guipúzcoa por lo mínimo, pero en Vizcaya el “no” ganaría (aunque con apuros) y en Álava dudo que el “sí” llegue al 30%. Todo ésto se sabe a la perfección en el Euskadi Buru Batzar.

 

Pero es que el PNV necesita éste órdago como el comer. El PNV lleva gobernando en el País Vasco, sólo o en coalición, desde 1979. Y cuándo se lleva tanto tiempo en el poder, aunque sea por cansancio, crece la fracción del electorado que piensa que un cambio no vendría mal.

 

Y con el actual tripartito soltándose por las costuras por la mínima (y un Parlamento Vasco dividido donde los malabarismos políticos están al orden del día) un golpe de mano político de éste calibre le viene al PNV como anillo al dedo. Basta con que se suban todos al carro del debate de la autodeterminación para que desaparezca del debate político cómo están administrando el País Vasco el PNV y sus socios; es decir, sanidad, educación, carreteras, en suma, lo que afecta a la vida cotidiana de las personas. Y, desaparecido ésto, envueltos todos en las banderas, zás, nuevas elecciones y nueva mayoría para el PNV.

 

Lo que haría realmente daño al PNV es efectivamente eso, que la gente dejase de debatir sobre qué es ser un vasco y sus consecuencias políticas y pasase a preguntarse por qué la carretera que lleva al pueblo lleva quince años llena de agujeros y nadie hace nada al respecto.

 

Pero, terriblemente, parece cada vez más utópico; el bigotismo, que también está preocupadísimo por los problemas reales de la gente como son si el ayuntamiento de Castellvell de la Pularda cuelga o no la bandera española del balcón o si los gays son o no son personas como las demás, no tendrá ningún problema en saltar a la vagoneta de las guerras simbólicas.

 

Queda el PSE. Que Dios nos coja confesados.

 

Seguiremos informando.

19
Ago
07

Y tan ancho

steven-seagal.jpgCuriosísimo el titular de La Razón de éste viernes:

“La Bolsa cae un 3,7%, la mayor bajada desde que gobierna Zapatero”

Cualquier persona que esté mínimamente informada sabe que la crisis bursátil viene provocada por el hundimiento del mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. ¿Y qué copón es eso?, se preguntarán nuestros amables pero no siempre tan pacientes lectores. Pues muy sencillo. Una hipoteca es un crédito concedido con una propiedad inmobiliaria como garantía. Aunque esa propiedad sea la garantía, el banco prefiere el dinero a la propiedad, porque vender la propiedad le obliga a tasas judiciales, desalojos, en fin, un cognazzo. Debido a eso, los bancos buscan gente que puedan pagar las cuotas de la hipoteca regularmente. De ahí que los bancos más solventes tengan que verificar el crédito de cada cuál antes de conceder la hipoteca. Una hipoteca de alto riesgo es aquella que se concede a alguien que quizás no tenga tanta solvencia crediticia, pero precisamente por eso no puede ir a los bancos normales y (aquí está el detalle) está dispuesto a pagar intereses más altos. Es el mismo principio de los créditos tipo Vidalibre (a.k.a. Teleusura) cuyos anuncios invaden nuestra televisión mañanera. Pues eso: las hipotecas basura suponen abundante dinheiro si las cosas salen bien, pero si las cosas se pudren (como, por ejemplo, si los tipos de interés suben) la gente puede dejar de pagar y las cosas pueden irse al traste. Como pasó de ésta vez.

Pero el titular de La Razón prefiere no explicar. Sus lectores se complican con éstas cosas, prefiriendo los resultados del júrgo y a José Tomás, glorificando al toreo, ergo, la idea de España (Si ustedes no se explican ese ergo, yo tampoco). El titular quiere informar (quicir) de dos cosas:

1. La Bolsa baja. 2. La culpa es de Zapatero.

Y tan anchos.

Es una cuestión curiosa la de las culpas. El otro día estaba viendo con el Mech Fuerza Aérea, S.A., un documental argentino que hablaba sobre el caos aéreo en el país austral (cosa que me toca muy de fondo, porque mi señora mamá trabaja en Aerolíneas Argentinas) y hubo un momento en el que un buen señor, presidente de la compañía aérea propietaria de un avión que había sufrido un accidente en el que habían muerto 140 personas, dijo con todo el rostrum del mundo, ante la televisión:

“Es que no corresponde a las compañías aéreas el mantenimiento de sus aviones.”

Y tan ancho.

Todo ésto venía porque leí ésta mañana en el periódico que Steven Seagal (ese jombre) ha responsabilizado al FBI de la decadencia de su carrera. Al parecer, alguien en Mulderlandia le estuvo investigando por haber utilizado los servicios de un detective privado para amenazar a una periodista que le estaba investigando a él. La voz se corrió, naturalmente (¿tío, a que no sabes a quién estoy investigando?) y ahora nuestro aikidoka de palo favorito (protagonista de flims tales como En Tierra Peligrosa, a.k.a. Michael Caine También Tiene Que Comer) pide al FBI unas disculpas por dañar su imagen.

Y tan ancho.

Seguiremos informando.

17
Ago
07

Las cosas bien, las cosas mal

¿Se puede tener un blog parado casi un mes? En principio un blog es una ventana al mundo de una persona, un diario público donde cada cuál da su opinión. Actualizar permanentemente, como hacen varios amigos míos, es hacer las cosas bien. Dejarlo parado, como hago yo, es hacer las cosas mal. Y, reconozco, a veces hago las cosas mal, pero me gusta hacer las cosas bien. He pensado en reformular éste blog (la idea era cambiar el blog y hacer uno nuevo, pero he pensado que “Casco Oscuro” es un nombre demasiado bueno para desperdiciarlo.

La cuestión que me planteo es: ¿especializo “Casco Oscuro” en algo o no lo especializo? Porque a veces leo blogs de frikismo infecto, como el clásico Viruete o el glorioso Vicisitud y Sordidez, y quiero convertir el mío en algo parecido, donde abrumo a mis lectores con mis inenarrables ideas sobre Eurovisión, El Payo Juan Manuel o los Cantores del Puerto. Pero otras veces leo blogs de sesuda política, del que tengo miles de ejemplos por ahí, y tengo ganas de convertir éste blog en una referencia de la actualidad española y mundial, tal como ha hecho mi estimado amigo Hidalgo con el suyo.

Pero algo tengo que hacer.

En fin, vamos a lo nuestro:

El PSOE podía haber hecho bien en Navarra, informando al PSN que sólo aceptarían pactar con Nafarroa Bai si Patxi Zabaleta salía al balcón del Ayuntamiento de Pamplona vestido de lagarterana con una gran bandera española en la mano o cualquier otro requerimiento imposible de cumplir. Sin embargo, prefirió hacer las cosas mal dándole una patada en la boca al PSN, lo que ha provocado una cadena de dimisiones y que sólo ha satisfecho al bigotismo y sus adláteres (que es lo que queríamos evitar).

El problema de Nafarroa Bai es que es un partido esponja, como el BNG; conglomera todo el nacionalismo navarro incluyendo (y, atención, porque aquí viene el detalle importante) el nacionalismo abertzale (entendiendo por ello el nacionalismo vasquista de izquierda) no-etarra. Y sí, amigos, eso existe, y hay que reconocer los cojones redondos y de roca maciza que ha tenido el señor Zabaleta para decirle a los encapuchados que así no se va a ningún sitio y que hay que meterse en el juego para llegar a alguna parte.

Y al señor Zabaleta, que ha tenido esos santos eggs, le hemos dado con la puerta en la cara. ¿Por qué?

La cuestión es que, por desgracia, una mayoría razonable de hispanos se ha mostrado permeable a la simple cadena de equivalencias bombardeada ad nauseam por la derecha nacional: vasco + nacionalista = terrorista, amén de la campaña de “ETA” para “entregar Navarra”, esa peligrosa acción que, por increíble que parezca es constitucional y que ningún nacionalista con dos dedos de frente pediría (porque el no convencer a un señor de Tudela o de Sartaguda de su euskaldunidad intrínseca sería nefasto para cualquier referéndum, como ya informé con anterioridad). Si se tienen dudas sobre si el español medio se ha creído todas éstas mandangas, consulten con sus familiares más veteranos o sus compañeros de trabajo.

Así pues, con la encuesta en la mano (como argumentó el siempre sensato y cada vez más admirable Josu Jon Imaz en El País, en el artículo publicado el día 10 y ya de pago) hemos preferido darle la razón a la ignorancia nacional que mostrarle a los navarros, a los vascos y a los españoles que una izquierda nacionalista no terrorista puede tener opciones de gobierno en una España democrática y en paz.

Hemos preferido hacer las cosas mal. Y no me gusta hacer las cosas mal.

Seguiremos informando.

20
Jul
07

Comprender

La noticia: El juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, ha ordenado el secuestro judicial de la edición de ésta semana de la revista El Jueves por injurias a la Corona.

Motivos posibles:

a) El juez Del Olmo es un tiralevitas incompetente que un hermoso día decide echarse la opinión pública encima por censurar una publicación por lèse majesté, crimen inexistente en casi todas las monarquías europeas.

b) El juez Del Olmo es un lector impenitente de El Jueves dispuesto a recomponer la fama y la fortuna de la notablemente decadente revista restaurándole el aura de revista contestataria e irreverente que los años le habían quitado.

Por mucho que la opción b) pueda incluso tener visos de posibilidad (y veremos más tarde por qué), por desgracia la opción a) es la más probable de todas.

Nada hace más republicanos que intentar salvar una monarquía. Las monarquías que necesitan ser defendidas de sus propios ciudadanos son las monarquías que acaban cayendo un día u otro. La pervivencia del delito de injurias a la Corona en nuestro ordenamiento jurídico es prueba de la desconfianza que nuestra propia legislación tiene hacia la buena voluntad de los españoles respecto a su Corona.

Lo cuál por otra parte es lógico. El Carlangas y su corona forman parte del plato de lentejas servido en 1977 a cambio de la redemocratización del país, plato que la inmensa mayoría de la izquierda comió con gusto pero que nunca digirió del todo. El izquierdismo hispano parece contar con que en un día soleado en un futuro nebuloso, se abran las nubes y se proclame la III República. En la España de hoy, el republicanismo como opción política viable es tabú: República sí, pero ni ahora ni aquí.

A pesar de ello, durante los últimos cinco años el tabú empieza a disiparse lentamente, basado en el peso que va ganando la convicción de que ni Juan Carlos de Borbón va a vivir para siempre, ni de que su hijo y heredero tiene su mismo talento político, intelectual y de marketing.

La portada de marras no es, ni mucho menos, la más punki que El Jueves ha hecho sobre la Corona. De hecho, no sale ni la corona: el Rey, que es el único Jefe del Estado y en consecuencia la única figura a la que se podría injuriar, no está ni se le espera. Más punki fue la caricatura de Vizcarra que se publicó hace unos años en la que el Rey se caricaturizaba gloriosamente con un pequeño tubo metálico (de los utilizados para consumir farlopa) en su real napia. Caramba, ¡si sacaron un libro el año pasado llamado Tocando los Borbones en los que coleccionaban todas las caricaturas sobre la Regia Familia acumulados en casi treinta años de casa!

La pregunta que todo el mundo se hace es: por qué aquí y por qué ahora. Cabe pensar que la presión (porque nadie es tan idiota, y mucho menos el juez Del Olmo, para hacer algo así por su cuenta y riesgo) ha salido directamente de la Casa del Príncipe, sin pasar por las experimentadas manos de la Casa del Rey. Mal asunto para el Rey, desde luego, porque es una metedura de pata que costará cara a toda la Casa; pero además implica algo aún más preocupante: que Felipe de Borbón no será tan tolerante con lo que los medios digan sobre él como su padre.

El Príncipe de Asturias tendría que haber aprendido por ambos lados de su árbol genealógico que para un Rey, meterse en política es jugar con fuego. Su bisabuelo paterno, Alfonso XIII, se metió en política con Primo de Rivera y acabó en la calle en menos de diez años; su tío materno, Constantino II, mantuvo una actitud ambigua respecto al golpe de los coroneles de 1967 y acabó teniendo que huir del país.

Ahora bien: por muy presionado que haya estado Del Olmo, he de suponer que tendrá un mínimo de cordura, y en lugar de putear (que es para lo que sirve un secuestro de edición) a El Jueves el juez le hecho un favor. Todo español con un mínimo de cultura (entre los que, suponemos, se encuentra Del Olmo) sabe que El Jueves es la revista que sale los miércoles. Secuestrar la edición un viernes por la tarde, cuando todos los fieles ya han comprado el número de la semana, sólo beneficia a la publicidad de la revista.

Por mi parte, siempre he dicho que casi todo lo que sé sobre la cultura popular española lo he aprendido del Profesor Cojonciano. Jueves forever.

Seguiremos informando.

16
May
07

Y lávate los dientes antes del martirio

Y uno que pensaba que Leticia Sabater era lo más enfermizo que un niño podía ver en televisión.

El programa en cuestión se llama Los Pioneros del Mañana y lo emite  el canal de televisión propiedad de Hamás. Naturalmente, los subtítulos de éste vídeo los hacen israelíes y, por lo tanto, puede que el ratón Mick… perdón, Farfur, diga cosas menos heavies, pero mi escaso árabe sabe reconocer suficientes inch’Allahs para que ya tenga yo un mal rollo en el cuerpo. Como no, los israelíes se han indignado, así como la Walt Disney Company, pero ésta por otras razones.

Malamente nos podemos indignar con la inundación de propaganda destinada a los niños cuándo nuestros propios programas infantiles son propaganda a su manera (aunque claro, de forma definitivamente menos obvia). Lo que debería preocupar a Hamás no es la reacción de los israelíes, sino la de la Walt Disney. Ya se sabe como va la justicia en el mundo: el genocidio puede pasar sin castigo, pero la vulneración de derechos de autor te perseguirá hasta el infierno.

Seguiremos informando.

15
May
07

Ser socialista

Yo soy socialista. Lo soy porque creo en que las personas tienen derechos más allá del de las meras libertades individuales, o del derecho a la propiedad; tienen derecho a que la sociedad en la que viven sea respetuosa, justa y equilibrada. Soy socialista porque creo en el progreso, porque creo que siempre debemos ser críticos, porque creo que nunca debemos caer en la autosatisfacción y siempre luchar por un mundo mejor. Soy socialista porque no pretendo imponer mis ideas a nadie, porque pretendo escuchar, observar y comprender. Soy socialista porque creo en una España mejor, más justa, menos sectaria, libre de los populismos, los vulgarismos y la crispación que han caracterizado su historia. Una España culta y europea, no una España de charanga, pandereta y romería.

Ahora, ¿como explico yo ésto?:

por-el-amor-de-dios.jpg

Y sé de gente que está suspirando más alto y más fuerte que yo.

Seguiremos informando.