19
Ago
07

Y tan ancho

steven-seagal.jpgCuriosísimo el titular de La Razón de éste viernes:

“La Bolsa cae un 3,7%, la mayor bajada desde que gobierna Zapatero”

Cualquier persona que esté mínimamente informada sabe que la crisis bursátil viene provocada por el hundimiento del mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. ¿Y qué copón es eso?, se preguntarán nuestros amables pero no siempre tan pacientes lectores. Pues muy sencillo. Una hipoteca es un crédito concedido con una propiedad inmobiliaria como garantía. Aunque esa propiedad sea la garantía, el banco prefiere el dinero a la propiedad, porque vender la propiedad le obliga a tasas judiciales, desalojos, en fin, un cognazzo. Debido a eso, los bancos buscan gente que puedan pagar las cuotas de la hipoteca regularmente. De ahí que los bancos más solventes tengan que verificar el crédito de cada cuál antes de conceder la hipoteca. Una hipoteca de alto riesgo es aquella que se concede a alguien que quizás no tenga tanta solvencia crediticia, pero precisamente por eso no puede ir a los bancos normales y (aquí está el detalle) está dispuesto a pagar intereses más altos. Es el mismo principio de los créditos tipo Vidalibre (a.k.a. Teleusura) cuyos anuncios invaden nuestra televisión mañanera. Pues eso: las hipotecas basura suponen abundante dinheiro si las cosas salen bien, pero si las cosas se pudren (como, por ejemplo, si los tipos de interés suben) la gente puede dejar de pagar y las cosas pueden irse al traste. Como pasó de ésta vez.

Pero el titular de La Razón prefiere no explicar. Sus lectores se complican con éstas cosas, prefiriendo los resultados del júrgo y a José Tomás, glorificando al toreo, ergo, la idea de España (Si ustedes no se explican ese ergo, yo tampoco). El titular quiere informar (quicir) de dos cosas:

1. La Bolsa baja. 2. La culpa es de Zapatero.

Y tan anchos.

Es una cuestión curiosa la de las culpas. El otro día estaba viendo con el Mech Fuerza Aérea, S.A., un documental argentino que hablaba sobre el caos aéreo en el país austral (cosa que me toca muy de fondo, porque mi señora mamá trabaja en Aerolíneas Argentinas) y hubo un momento en el que un buen señor, presidente de la compañía aérea propietaria de un avión que había sufrido un accidente en el que habían muerto 140 personas, dijo con todo el rostrum del mundo, ante la televisión:

“Es que no corresponde a las compañías aéreas el mantenimiento de sus aviones.”

Y tan ancho.

Todo ésto venía porque leí ésta mañana en el periódico que Steven Seagal (ese jombre) ha responsabilizado al FBI de la decadencia de su carrera. Al parecer, alguien en Mulderlandia le estuvo investigando por haber utilizado los servicios de un detective privado para amenazar a una periodista que le estaba investigando a él. La voz se corrió, naturalmente (¿tío, a que no sabes a quién estoy investigando?) y ahora nuestro aikidoka de palo favorito (protagonista de flims tales como En Tierra Peligrosa, a.k.a. Michael Caine También Tiene Que Comer) pide al FBI unas disculpas por dañar su imagen.

Y tan ancho.

Seguiremos informando.

Anuncios

0 Responses to “Y tan ancho”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: