Archivos para 21 agosto 2007

21
Ago
07

En manos de frikis

Isaac Newton, ese friki.Una de mis espeluznantes teorías sobre la vida, el universo y todo lo demás es la de que, mientras que cualquier uno puede hacer avanzar (o, desgraciadamente, hacer retroceder) la cadena del conocimiento humano, los verdaderos avances, el Progreso con mayúsculas, se produce cuando esos conocimientos, esos inventos, caen en manos de frikis.

 

Es una teoría que he defendido en varios lugares con distintos niveles de éxito, la última vez en un autobús nocturno ante dos personas que no conocía de nada (o casi nada), y que dudo que tengan algún interés en volver a verme después de aquello. Es una teoría que es acogida con risión por muchos, con escepticismo por la mayoría, y con calurosa aprobación por…cuándo me acuerde de alguien, lo citaré.

 

Sin embargo, a lo largo de la historia muchos frikis han creado o diseñado cosas que han cambiado nuestra vida. Si estudiamos la biografía de sir Isaac Newton (el de la imagen superior) encontramos muchas características similares al del friki moderno: hábitos irregulares de higiene y alimentación, una tendencia acentuada a evitar la vida social y un interés exacerbado por las más variadas cosas, con especial dedicación por aquellas que no van a interesar a nadie, ni antes, ni después: en el caso de Newton, el significado escatológico (o sea, relativo al fin del mundo) del bíblico libro de Daniel. Y, sin embargo, Isaac Newton tomó los conocimientos que la Humanidad tenía sobre la Tierra y su funcionamiento y los convirtió en un sistema armónico que funciona casi siempre.

 

La informática se convirtió en algo realmente importante cuando dejó de estar en manos de hombres de negocios, agentes censales y militares (tres profesiones donde el frikismo escasea) y se puso en manos de profesores universitarios (donde el frikismo existe) y estudiantes universitarios (donde el frikismo abunda). El día que alguien se le ocurrió utilizar un ordenador de nueve millones de dólares (cuándo los dólares eran grandes piezas de plata y un Ford Mustang te podía salir por 6.500 de ellas) para jugar al tenis en una pantalla que era poco más que un espectroscopio, no sólo se creó una industria que ha sostenido tanto a la informática como a la electrónica (Que se lo digan a Sony, que ha postergado su hostiarse final gracias a la PlayStation 2, he dicho postergado) sino que creó la tendencia que se repetiría una y otra vez en la informática: crear frikis que revolucionen el mundo.

 

Otro ejemplo: Walt Disney, que, para su desgracia, no era un friki, se vio superado en su propio terreno (los cortos de animación) por gentes que sí lo eran (genios como Tex Avery, Chuck Jones y toda la panda del Callejón de las Termitas). Su empresa, que consiguió prosperar gracias a que Walt, si no era un friki, sí era un genio del marketing, se ha visto derrotada una vez más…en manos de frikis (pregunten a su parentela juvenil cuántos de ellos han visto Atlantis y les gustó; ahora pregunten cuántos han visto Toy Story 2. Por cierto: si creen que la compra de Pixar por Disney es una derrota de Pixar, no lo entienden. Pídanme explicaciones cuándo me vean.)

 

Y los lectores que aún me lean a éstas alturas me preguntarán: ¿a qué diablos viene todo ésto? Bien: dentro de la habitual debacle informativa de agosto (que me hace dudar seriamente sobre si la carrera de Periodismo en España enseña realmente algo), a alguien de Antena 3 (quién si no) se le ocurrió demostrar a ojos de los hispanos cuán fácil es meterse en la Wikipedia y vandalizarla. Conozco gente que desprecia a la Wikipedia porque considera que la información enciclopédica es algo que debe llevarse con seriedad. Éste tipo de personas no recuerda que la primera enciclopedia, la Éncyclopedie ilustrada, estaba hecha por un puñado de diletantes con pasta, que es el nombre educado que reciben los frikis. En fin, en respuesta, he decidido convertirme en un wikipedista de verdad, con ficha de usuario y todo, para compartir con el mundo toda la sapiencia que la vida me ha dado y, sobre todo, para retribuir a la Wikipedia toda la cultura inútil que me ha enseñado.

 

P.D. Sé que mi maestro, Cuervo Blanco, es un fiel y competente lector de éste su humilde blog, pero también sé que no suele comentar los artículos. Pero, dado que ésto le concierne directamente, desearía que comentase ésta noticia, sacada hoy mismo de “El País”:

Detenido un sociólogo alemán por utilizar los mismos vocablos que un grupo terrorista

 Éstos, definitivamente, no son frikis.

 Seguiremos informando.

 

 

 

19
Ago
07

Y tan ancho

steven-seagal.jpgCuriosísimo el titular de La Razón de éste viernes:

“La Bolsa cae un 3,7%, la mayor bajada desde que gobierna Zapatero”

Cualquier persona que esté mínimamente informada sabe que la crisis bursátil viene provocada por el hundimiento del mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. ¿Y qué copón es eso?, se preguntarán nuestros amables pero no siempre tan pacientes lectores. Pues muy sencillo. Una hipoteca es un crédito concedido con una propiedad inmobiliaria como garantía. Aunque esa propiedad sea la garantía, el banco prefiere el dinero a la propiedad, porque vender la propiedad le obliga a tasas judiciales, desalojos, en fin, un cognazzo. Debido a eso, los bancos buscan gente que puedan pagar las cuotas de la hipoteca regularmente. De ahí que los bancos más solventes tengan que verificar el crédito de cada cuál antes de conceder la hipoteca. Una hipoteca de alto riesgo es aquella que se concede a alguien que quizás no tenga tanta solvencia crediticia, pero precisamente por eso no puede ir a los bancos normales y (aquí está el detalle) está dispuesto a pagar intereses más altos. Es el mismo principio de los créditos tipo Vidalibre (a.k.a. Teleusura) cuyos anuncios invaden nuestra televisión mañanera. Pues eso: las hipotecas basura suponen abundante dinheiro si las cosas salen bien, pero si las cosas se pudren (como, por ejemplo, si los tipos de interés suben) la gente puede dejar de pagar y las cosas pueden irse al traste. Como pasó de ésta vez.

Pero el titular de La Razón prefiere no explicar. Sus lectores se complican con éstas cosas, prefiriendo los resultados del júrgo y a José Tomás, glorificando al toreo, ergo, la idea de España (Si ustedes no se explican ese ergo, yo tampoco). El titular quiere informar (quicir) de dos cosas:

1. La Bolsa baja. 2. La culpa es de Zapatero.

Y tan anchos.

Es una cuestión curiosa la de las culpas. El otro día estaba viendo con el Mech Fuerza Aérea, S.A., un documental argentino que hablaba sobre el caos aéreo en el país austral (cosa que me toca muy de fondo, porque mi señora mamá trabaja en Aerolíneas Argentinas) y hubo un momento en el que un buen señor, presidente de la compañía aérea propietaria de un avión que había sufrido un accidente en el que habían muerto 140 personas, dijo con todo el rostrum del mundo, ante la televisión:

“Es que no corresponde a las compañías aéreas el mantenimiento de sus aviones.”

Y tan ancho.

Todo ésto venía porque leí ésta mañana en el periódico que Steven Seagal (ese jombre) ha responsabilizado al FBI de la decadencia de su carrera. Al parecer, alguien en Mulderlandia le estuvo investigando por haber utilizado los servicios de un detective privado para amenazar a una periodista que le estaba investigando a él. La voz se corrió, naturalmente (¿tío, a que no sabes a quién estoy investigando?) y ahora nuestro aikidoka de palo favorito (protagonista de flims tales como En Tierra Peligrosa, a.k.a. Michael Caine También Tiene Que Comer) pide al FBI unas disculpas por dañar su imagen.

Y tan ancho.

Seguiremos informando.

17
Ago
07

Las cosas bien, las cosas mal

¿Se puede tener un blog parado casi un mes? En principio un blog es una ventana al mundo de una persona, un diario público donde cada cuál da su opinión. Actualizar permanentemente, como hacen varios amigos míos, es hacer las cosas bien. Dejarlo parado, como hago yo, es hacer las cosas mal. Y, reconozco, a veces hago las cosas mal, pero me gusta hacer las cosas bien. He pensado en reformular éste blog (la idea era cambiar el blog y hacer uno nuevo, pero he pensado que “Casco Oscuro” es un nombre demasiado bueno para desperdiciarlo.

La cuestión que me planteo es: ¿especializo “Casco Oscuro” en algo o no lo especializo? Porque a veces leo blogs de frikismo infecto, como el clásico Viruete o el glorioso Vicisitud y Sordidez, y quiero convertir el mío en algo parecido, donde abrumo a mis lectores con mis inenarrables ideas sobre Eurovisión, El Payo Juan Manuel o los Cantores del Puerto. Pero otras veces leo blogs de sesuda política, del que tengo miles de ejemplos por ahí, y tengo ganas de convertir éste blog en una referencia de la actualidad española y mundial, tal como ha hecho mi estimado amigo Hidalgo con el suyo.

Pero algo tengo que hacer.

En fin, vamos a lo nuestro:

El PSOE podía haber hecho bien en Navarra, informando al PSN que sólo aceptarían pactar con Nafarroa Bai si Patxi Zabaleta salía al balcón del Ayuntamiento de Pamplona vestido de lagarterana con una gran bandera española en la mano o cualquier otro requerimiento imposible de cumplir. Sin embargo, prefirió hacer las cosas mal dándole una patada en la boca al PSN, lo que ha provocado una cadena de dimisiones y que sólo ha satisfecho al bigotismo y sus adláteres (que es lo que queríamos evitar).

El problema de Nafarroa Bai es que es un partido esponja, como el BNG; conglomera todo el nacionalismo navarro incluyendo (y, atención, porque aquí viene el detalle importante) el nacionalismo abertzale (entendiendo por ello el nacionalismo vasquista de izquierda) no-etarra. Y sí, amigos, eso existe, y hay que reconocer los cojones redondos y de roca maciza que ha tenido el señor Zabaleta para decirle a los encapuchados que así no se va a ningún sitio y que hay que meterse en el juego para llegar a alguna parte.

Y al señor Zabaleta, que ha tenido esos santos eggs, le hemos dado con la puerta en la cara. ¿Por qué?

La cuestión es que, por desgracia, una mayoría razonable de hispanos se ha mostrado permeable a la simple cadena de equivalencias bombardeada ad nauseam por la derecha nacional: vasco + nacionalista = terrorista, amén de la campaña de “ETA” para “entregar Navarra”, esa peligrosa acción que, por increíble que parezca es constitucional y que ningún nacionalista con dos dedos de frente pediría (porque el no convencer a un señor de Tudela o de Sartaguda de su euskaldunidad intrínseca sería nefasto para cualquier referéndum, como ya informé con anterioridad). Si se tienen dudas sobre si el español medio se ha creído todas éstas mandangas, consulten con sus familiares más veteranos o sus compañeros de trabajo.

Así pues, con la encuesta en la mano (como argumentó el siempre sensato y cada vez más admirable Josu Jon Imaz en El País, en el artículo publicado el día 10 y ya de pago) hemos preferido darle la razón a la ignorancia nacional que mostrarle a los navarros, a los vascos y a los españoles que una izquierda nacionalista no terrorista puede tener opciones de gobierno en una España democrática y en paz.

Hemos preferido hacer las cosas mal. Y no me gusta hacer las cosas mal.

Seguiremos informando.