18
Abr
07

De vez en cuándo saltan

No tardó en pasar, como ya avisé a ayer a todo aquél que estuviera dispuesto a escucharme (y también a todo aquél que no lo estuviera). Aventuré ayer, ante la matanza de treinta y dos (sí, amigos, imagínense un aula entera) universitarios en Estados Unidos, el lobby pro-armamentista y mucha gente aprovecharía la ocasión (¡la ocasión!) para apoyar el porte libre y uso de armas. ¿El motivo? Sencillo: un ciudadano común (las pruebas son poco concluyentes y las suposiciones están muy abiertas, pero un coreano en una universidad politécnica americana es, en la inmensa mayoría de los casos, un pobre sujeto que estudia durante 22 horas y media al día con sus padres bufándole en la espalda durante 21 de esas horas con el fin de convertirle en un genio de la ciencia podridamente rico; hay que tener mucha fuerza de voluntad para no volverse loco, como parece el caso) entra en una universidad con dos pistolas comunes y corrientes (no uzis, no rifles, ni una magnum) y se dedica a matar sin control durante las siguientes dos horas. Inferí que los armafans hestonianos argumentarían que la lista de bajas se hubiera limitado mucho si un ciudadano un poco más emprendedor le hubiera metido un tiro entre las cejas al asesino. Todavía no hay declaraciones oficiales, pero creo yo que entre los blogs de la derecha americana la explicación verdea resplandente.

La cuestión de las armas de fuego es intratable en un país como Estados Unidos, un país que heredó de los británicos la cabezonería respecto a sus tradiciones, como el billete de dólar, la gasolina en galones e ir armados a todas partes. La contribución que podemos hacer los europeos al tema es más bien poca, primero, porque los EE.UU. no han aplicado ninguna iniciativa legislativa inspirada en ideas europeas desde Thomas Jefferson, segundo, porque nosotros tenemos nuestra propia tradición nacional inspirada en la Colt hispana, la recortada, heredera del trabuco (remember Puerto Hurraco)

En todo caso, un triste episodio, que será el toque de atención ante el problema de las armas… al menos hasta el segundo lunes de noviembre del año que viene.

Seguiremos informando.

Anuncios

1 Response to “De vez en cuándo saltan”


  1. 1 El Supervillano.
    22 abril 2007 en 11:39

    Estos perturbados, de un egocentrismo escalofriante que no solo te matan sino que además para hacerlo se visten como una especie de cowboy paramilitar, como pasó en un par de ocasiones más -Vamos, que no solo te matan sino que lo hacen como si fuera eso un videoclip-, son, todo lo indica, un espantoso síntoma del abundante en esquizofrenias mundo capitalista ciber-tecnocrático… Que es lógico, dentro de lo espantoso del caso, que haga especial mella en el país más “avanzado” -los japoneses son más de suicidarse, aunque se conocen casos-.

    Para colmo de males, en este caso el asesino ha hecho un vídeo para intentar convencer a sus víctimas de que todo es culpa suya y, aprovechando las maravillas de la moral judeocristiana, es de entender que el mensaje calará entre algún superviviente, que encima se sentirá un miserable y un desgraciado . Y otra cosa chocante: ¡¡Uno de los muertos es un profesor que defendió a sus alumnos… Y que era un superviviente del holocausto!!

    Vamos, que siendo testigo de esto se le quita a uno el amor a la vida. Afortunadamente, en el caso de algunos, nos vuelve en seguida, porque es más fuerte que nada -Pesimismo, sí, pero persistente-.

    Bueno, dicho queda esto, polémicas sobre armas que no van, ya veréis, a solucionar nada aparte. Por cierto, lo de “la recortada, heredera del trabuco”… Tal cual.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: