14
Ene
07

Dualidades

Es cuánto menos curioso.

Hasta ahora, he vivido en tres países distintos (alguien me decía el otro día que era demasiado modesto; pues nada, a presumir tocan) y en los tres, existe una dualidad-rivalidad entre las dos mayores ciudades que es siempre fascinante y culturalmente enriquecedora.

La primera, la rivalidad Rio – São Paulo. São Paulo (mi ciudad natal) es posiblemente la gran desconocida de las grandes ciudades del mundo. Lo único que generalmente se sabe de São Paulo es que es grande y queda lejos (algunos más informados recuerdan que es en Brasil). Mientras, a Rio de Janeiro lo conoce todo el mundo. Rio de Janeiro está en uno de los más maravillosos paisajes naturales del mundo; São Paulo está en un valle alto fluvial propenso a las nieblas. Rio es solar, es diurna, es hermosa y perezosa; São Paulo es lunar, es nocturna, es fea y no para de trabajar jamás. Los cariocas van a la playa y a la calle; los paulistas van al centro comercial, a restaurantes o a bares. En Rio se bebe; en São Paulo se come.  La música de Rio es la bossa nova, el samba, el reggae, el pop, la música animada y divertida; en São Paulo vive el rock, el techno, la música electrónica y la experimental, la música solemne y melancólica. En Rio todos son brasileños y cariocas; en São Paulo uno es italiano, o árabe, o del Noreste, o de Dios sabe qué lugar perdido del mundo. Quizás por desgracia, no he vivido en Brasil todo el tiempo que se merecía para descubrirlo. Pero está ahí, y algún día tendré que ir a vivirlo.

La segunda, y la más reciente, la dicotomía Amsterdam-Rotterdam. Amsterdam es hedonista; Rotterdam es la trabajadora. Amsterdam es la abierta, Rotterdam la circunspecta. Amsterdam es la obviamente hermosa (aunque la primera visión que tuve de Amsterdam, el horrendo y abarrotado Damrak, fue muy decepcionante); Rotterdam es la discutiblemente hermosa (¿casas con forma de cubo?) Amsterdam la cosmopolita; Rotterdam la neerlandesa.  En Amsterdam está el jazz, la música para oír puesto hasta las pestañas de marincha, el perroflauta estandarizado, el hip-hop; en Rotterdam está el chunda-chunda más infecto (recuerdo que todos los coches con matrícula española que vi en mis nueve meses en la metrópolis del Mosa eran Seat León o similares con el inefable tuning), el rock, y, muy a mi pesar, el pachangueo.

Y por último, y por ello lo más importante, la dualidad que más he vivido: la dualidad Madrid-Barcelona, de la que todos tenemos suficiente idea como para merecer mi pobre verbo. Sólo he de decir que en éste caso, no puedo ser imparcial: estoy profundamente enamorado de mi ciudad, con obras y todo, y no hay momento más gozoso para mí que estar en Madrid, en la calle, de noche, con buenos amigos con los que estás dispuesto a conversar durante horas.

Y fue precisamente una situación de éstas que viví el viernes por la noche, cantando “Soy Minero” a voz en cuello por la calle de Peligros, a las dos de la mañana. Si hay algo cercano a la felicidad completa, es eso. Y el problema que se me presenta no puede ser más peliagudo: ¿cómo explicar a mis amigos que mi deseo sería que la expedición narco-cultureta a los Países Bajos que pienso organizar una vez encuentre curro (que Ahuramazda me oiga) estuviese basada en Rotterdam y no en Amsterdam?

Seguiremos informando.

Anuncios

2 Responses to “Dualidades”


  1. 15 enero 2007 en 1:37

    Creo que lo mejor que puedes hacer es despojarla de su carácter “narco” y probablemente de todo sesgo “cultureta”. Puede que así tengas más éxito…

  2. 15 enero 2007 en 1:39

    Tb decirte que la felicidad absoluta es comerse un bocadillo de calamares en la Plaza Mayor, irte de cañas por la latina y fliparlo en colores por Lavapiés… eso es felicidad al natural y no el “costrerío-infame-provinciano y de diseño” que ofrece la periferia peninsular. Que viva Madrid, coño!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: