04
Ene
07

El Trío Calavera

three_amigos_ver2.jpg¿Qué es ésto, una epidemia? Tres entradas personales en una semana es más de lo que incluso yo puedo soportar, así que éste artículo incluirá un frikismo bonus: sigan leyendo para obtener los detalles.

Desde hace ya algún tiempo, empezando ya desde antes de irme a Rotterdam, tuve la suerte de trabar amistad con ciertos réprobos sociales que tuvieron a bien seguir Baked Beans are Off desde su creación, así como de leer y apoyar a éste su corresponsal con oportunos y certeros comentarios.

Pues bien, desde hace algún tiempo ésta pareja de réprobos y un servidor formamos el que bien podríamos denominar el Trío Calavera, cuyo único punto en común con el trío del poster que decora ésta entrada es su número de tres componentes y su constante lucha por hacer humoradas (me honra decir que nuestras humoradas son infinitamente mejores)

Si no se habían enterado ya, el Trío Calavera está compuesto por un servidor,  el Supervillano y el Príncipe de Beukelaer, y como no podía ser de otra manera, éste artículo está dedicado a homenajearles y colmarles con las loas y el vilipendio (sic) que se merecen.

El Supervillano es un hombre dotado de una capacidad innata para el sarcasmo; su capacidad de darse cuenta de las contradicciones y deficiencias de la sociedad occidental como conjunto y su sempiterna lucha por librarnos de la vulgaridad que nos invade (y por la que a veces los demás nos dejamos llevar) hace que, aunque a veces mire con cierto escepticismo ciertas costumbres (como el consumo de Mantecol, sustancia argentina a base de cacahuetes que, como su nombre indica, es grasa y dulce a no más poder, gloriosa bajo cualquier punto de vista) esté dispuesto a compartir con sus amigos su sapiencia y el punto de vista de detrás del monóculo. Desgraciadamente, el Supervillano sólo comparte su sapiencia con sus amigos, y para inconveniencia de éste su corresponsal, exige que yo escriba sobre temas que a él le interesan, en lugar de escribir él mismo; desde aquí sabemos que es más que perfectamente capaz, y le exhortamos vigorosamente a que se monte un blog y deje que el mundo conozca su afilada pluma.

Mi viaje a Bélgica permitió confirmar mi teoría sobre el nombre del Príncipe de Beukelaer. De Beukelaer era una fábrica belga de galletas que tuvo a bien crear una variante rellena de chocolate que fue muy bien recibida por los belgas (amantes como pocos del mal comer) Cuándo los franceses de LU se hicieron con la factoría, conservaron el nombre de la marca (se ve que era popular). El Príncipe de Beukelaer, que aún no me ha perdonado que le llamase “psicólogo” (insisto, se acabaron los apodos) y odia la cancioncilla en su homenaje que he empezado a popularizar, es una máquina de producir chascarrillos, chistes, palabras amables y cualquier cosa que contribuya a hacer más agradable la vida de nosotros los semovientes. Ésta habilidad, que se multiplica por dos o tres si hay damas delante, no sólo es valiosa, sino que además es contagiosa; en las fiestas, estando un servidor y Su Alteza reunidos, podremos estar seguros de que si uno dice alguna tontería (cualquier tontería), se iniciará un salvaje tiroteo de variantes absurdas.

En definitiva; juntamos el humor sarcástico del Supervillano y el humor absurdo del Príncipe de Beukelaer con… ehm… ¿qué aportaba yo? en fin, conmigo, y tenemos el Trío Calavera. Aceptamos invitaciones a fiestas siempre y cuándo haya comida y damas en abundancia. También los domingos.

Seguiremos informando.

Anuncios

2 Responses to “El Trío Calavera”


  1. 1 El Supervillano.
    06 enero 2007 en 12:44

    ” -…- Y para inconveniencia de éste su corresponsal, exige que yo escriba sobre temas que a él le interesan, en lugar de escribir él mismo; desde aquí sabemos que es más que perfectamente capaz, y le exhortamos vigorosamente a que se monte un blog y deje que el mundo conozca su afilada pluma.”

    Ya sabía yo que este post celebrativo se tenía que dirigir hacia algo en particular. Que era todo una excusa para soltarme alguna… ¡¡Si yo te pido posts porque te quiero leer, hombre!! Muchísimas gracias por todo, que veo que tienes una gran opinión sobre mi pobre persona. ¡¡Gracias!! Un entregado lector te saluda.

  2. 2 Príncipe de Beukelaer
    06 enero 2007 en 1:17

    Guau…es uno de los regalos de Reyes (pues leo este post el día 6) más bonitos que he podido recibir, habida cuenta que esta exaltación de la amistad no responde a estímulos alcohólicos (que, si nuestro amigo consume Mantecol, no es menos famosa su adicción al Guaraná…y a nada más:) ). Muchísimas gracias, Thiago, y mereces, sin ninguna duda, una entrada en todos los blog (lo haría en el mío si escribiera…), señalando ese verbo fácil y grácil y esa cultura improba y ridículamente amplia y divertida que aterosas. Porque eres, en el Trío, el factor Marx, más que ninguno.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: