25
Dic
06

Hoy en Navidad

Hoy es el día de la Natividad del Señor según el santoral católico, esa extraña institución que consigue comprimir en 365 días los chiquicientos miles de santos que pueblan la historia de la Sancta Madre, y que hace que no haya dos calendarios con dos santos del día iguales (mi cumpleaños suele ser San Serapión, pero ya he visto cienes de variantes.) Millones de españoles han dedicado el día a abrir regalos y luego comer como si no hubiera más mañana; en mi casa se han obviado los regalos (solemos esperar a Reyes) pero la comida no ha faltado. Pero hoy, día de Navidad, ha empezado otra de éstas guerras africanas que solemos ignorar hasta que sale el capullo del Bono por la tele diciendo “soy irlandés, salvo el mundo, amadme…y mirad a éstos pobres negros.” Las guerras africanas ya no son como antes, en las que había un bando gubernamental y otro rebelde. Son guerras multinacionales, y aunque el arma más pesada sigue siendo la AK-47, no cabe duda que la Avtomat Kalashnikova se basta y se sobra para matar mucho. Se calcula que en las dos guerras del Congo (1996-2000), que contaron con la presencia de tropas de no menos que ocho países, murieron tres millones y medio de personas, en su inmensa mayoría civiles. Y hoy nos informan que Etiopía se ha metido en la Guerra Civil Somalí a saco, con aviones y todo, bombardeando el aeropuerto de Mogadiscio. Como ustedes, lectores informados que son, posiblemente sabrán, Somalia ha sido el único “no-país” del mundo durante los últimos doce años, después de que los americanos se fueran por pies de Mogadiscio tras descubrir de la manera más gráfica posible que un par de negros con lanzacohetes SON peligrosos (al menos le proporcionaron a Bruckheimer una pinícula). Al igual que en Afganistán en 1994, el vacío de poder ha hecho surgir un movimiento popular chungoextremista islámico, la Unión de los Tribunales Islámicos. Ésta gente, que ha creado un cuasi-estado gobernado por jueces islámicos, tomó la capital, Mogadiscio, a principios de junio. Y ahora estaban a punto de tomar el país entero. Dado que Etiopía tiene intereses en la extremadamente fluida frontera entre los dos países, hace un par de semanas decidió meter el naso en la guerra, a ver si puede agenciarse una influencia en el nuevo gobierno (convirtiéndola en una potencia regional) y ya de paso conseguir que los americanos (preocupadísimos por un nuevo Afganistán justo a las puertas del Mar Rojo) les premien su intervención en la lucha contra los malignos terroristas. Y, como no, los estados cabreados con Etiopía (Eritrea y Djibouti) se meterán en el ajo como reacción. Djibouti ya se ha declarado aliado de los tribunales islámicos, y se sospecha de la influencia eritrea, que estaba en guerra con Etiopía hace nada. ¿A que les suena muy I Guerra Mundial? Pues ésto mismo ha pasado hoy, en 2006, en el día de Navidad.

Seguiremos informando.

Anuncios

1 Response to “Hoy en Navidad”


  1. 1 El Supervillano
    28 diciembre 2006 en 11:36

    ¡¡Qué cabe decir!! Nos has dejado helados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: